Follow Us:

Newsletter

Marina de Guerra del Perú presta ayuda a cuatro náufragos tras 31 días de estar desaparecidos

Nro. 22 - 2019

La Dirección General de Capitanías y Guardacostas a través de la Capitanía de Puerto de Salaverry, como primera acción de socorro a los cuatro tripulantes desaparecidos hace 31 días, dispuso el 18 de junio el zarpe de la Patrullera de Costa “Independencia” para prestar auxilio inmediato a la tripulación que naufragó desde el pasado 17 de mayo, de Arequipa a Trujillo, a bordo de la embarcación pesquera “Paula Esteban”.

Del mismo modo, a través del Puesto de Capitanía de Malabrigo y del personal guardacostas, se coordinó con el centro de salud de la citada localidad para el  apoyo con una ambulancia, con el fin de prestar la atención médica especializada. 

Cabe indicar que la embarcación pesquera “Paula Esteban” fue avistada por la embarcación “Daniel Humberto” a 35 millas náuticas a la altura de Puerto Malabrigo, la cual prestó el apoyo con agua, víveres, y con una batería para encender el motor fuera de borda y navegar por sus propios medios hasta el puerto en mención.  

Es preciso indicar que desde el pasado 3 de junio a través de comunicación oficial, la Capitanía de Puerto de Mollendo informó la pérdida de la embarcación pesquera “Paula Esteban”, la cual zarpó el 17 de mayo sin contar con la respectiva autorización de zarpe. Tras conocer la emergencia, la Autoridad Marítima Nacional activó los protocolos de búsqueda y rescate, se emitieron los avisos de capitanía a fin de que las naves y embarcaciones dedicadas a la actividad marítima, colaboren y apoyen con algún dato de interés en relación a la búsqueda.

Asimismo, la capitanía de Puerto de San Juan de Marcona dispuso el patrullaje costero en la zona de playa de Lomas, Chala, Pisco, de la misma manera en el área de Pucusana y el Callao, con la misión de ubicar a la embarcación desaparecida. 

De esta manera, la Marina de Guerra del Perú a través de la Dirección General de Capitanías y Guardacostas, reitera su misión de velar por la seguridad de la vida humana en el mar y el apoyo constante a la sociedad, así como hacer cumplir con las disposiciones vigentes para el adecuado zarpe de las unidades y evitar estos actos negligentes que pongan en riesgo la integridad física de las tripulaciones.  

La Perla, 18 de junio 2019