Estado Mayor General de la Marina

El Presidente Leguía en el afán de fortalecer y modernizar la Marina de Guerra, contrató con el gobierno de los Estados Unidos una Misión Naval, a fin de contribuir al asesoramiento técnico y mando en nuestra Armada. Los primeros contratos con oficiales de la Armada de Guerra Americana se produjeron en julio de 1920 y se suscribieron en la sede de la Embajada de Perú en los Estados Unidos, y correspondieron al Capitán de Navío Frank B. Freyer, Capitán de Navío Lewis D. Causey, Capitán de Fragata Charles G. Davy, y Capitán de Corbeta Paul Fitzsimons. Posteriormente, se efectuó el contrato con el Capitán de Fragata James A. Bull el 6 diciembre de 1920.

Estos oficiales se pusieron a disposición de nuestra Armada y pronto se iniciaron sus tareas de asesoramiento a la Marina de Guerra. Producto de este asesoramiento, la Misión Naval formuló una serie de recomendaciones, que pronto fueron adoptadas por el gobierno del Presidente Leguía. Así, el 17 de enero de 1921, el gobierno mediante Decreto Supremo creó el Estado Mayor General de Marina, fijando las atribuciones de su jefe. Este Decreto refrendado por su Ministro Juan M. Ontaneda, creó como dependencia u órgano del recién creado Ministerio de Marina, el despacho del Estado Mayor General de la Marina bajo dependencia Inmediata del Ministro de Marina. Dispuso, a través de Artículo 2° que “La Dirección y Administración de toda las Marina se ejercerá por Intermedio de la Jefatura del estado Mayor”; debiendo toda correspondencia y todos los asuntos que requieran acción del Ministro de Marina, tendrían que ser presentados para su resolución, mediante la oficina del Jefe del Estado Mayor. Igualmente en su Artículo 4° regulaba de modo explícito que “Las Ordenes que el Jefe del Estado Mayor expida, en el desempeño de sus deberes, a las fuerzas navales, buques, direcciones y demás dependencias de la Armada serán consideradas como impartidas por el Ministro de Marina, y tendrán toda la fuerza y el efecto de tales.

El mencionado Decreto, dispuso además que el Jefe de Estado Mayor sería el Consejero del Ministro en todos los asuntos y negocios que se relacionaran con la Marina, añadiendo que ejercería intervención en todos ellos. Asimismo, otorgaba un importante canal de comunicación política, al permitirle asistir a los acuerdos de Marina que sucedían entre el Presidente de la República y el Ministro de Marina. En esta misma línea de fortalecimiento de las atribuciones del Jefe del Estado Mayor debe mencionarse, las facultades de “Director del Ramo”, en lo que hoy modernamente se llama Titular del Pliego Presupuestal, dispuesta por Resolución Suprema del 24 de enero de 1921, es decir a escasos siete días de la sanción del Decreto que creó el Estado Mayor General de Marina.

Este Decreto, naturalmente modificó el Decreto Supremo del 9 de diciembre de 1919, que organizó el Ministerio de Marina, anulando explícitamente el Artículo 5° que se refería a las atribuciones que le conferían al entonces Director General de Marina.

A partir de la constitución organiza de Estado Mayor General de Marina, se puede mencionar a la Resolución Suprema, también del mismo 17 de enero de 1921, mediante la cual prescribió que “El Personal del Estado Mayor General de Marina estará constituido por los miembros de la Misión Naval” (Art.1°), nombrando a continuación al Capitán de Navío Frank B.Freyer como el Jefe del Estado Mayor General de Marina. Asimismo, nombró como Comandante General de la División Naval al Capitán de Navío Lewis D. Causey, en adición a sus deberes como miembro del Estado Mayor General. Igualmente designó al Capitán de Fragata Charles G. Davy, en adición a sus deberes como miembro de Estado Mayor General como Director de la Escuela Naval. Igualmente señaló como ayudante del Comandante General de la División Naval al Capitán de Fragata Manuel I. Vegas.

Finalmente, esta Resolución Suprema normó que “Los demás miembros de la Misión Naval desempeñarán aquellos deberes en conexión con el Estado Mayor General, que el Jefe de Estado Mayor les asigne”.

A través de otro Decreto Supremo, el fechado a los veinticuatro días del mes de enero de 1921, señaló que las atribuciones fijadas al antiguo Director de Marina prescritas por el artículo 4° de la Ley de agosto de 1872, serían desempeñadas por el Jefe del Estado Mayor General de Marina. Las atribuciones sustantivas del Jefe del Estado Mayor conforme al decreto de organización, serían el de asesorar al Ministro en los asuntos técnicos- administrativos, y bajo sus órdenes controlar las operaciones de la División Naval y los demás servicios de la Marina.

Posteriormente, hacia 1927, las funciones del Estado Mayor General fueron perfilándose, al sostenerse en la Memoria de Marina que “El Estado Mayor General de Marina tiene a su cargo todos los asuntos tácticos, estratégicos, de adiestramiento, operaciones navales, preparación de órdenes general, del día, circulares, claves, códigos y reglamentos cuyo cumplimiento exige además la correspondencia general y reservada del Ministerio. Formula también el plan de adquisiciones navales de armamentos y reparaciones.

Durante la presidencia de Luis M. Sánchez Cerro, se expidió con el refrendo de su Ministro de Marina, Alfredo Benavides la nueva organización del Estado Mayor General, estableciendo las siguientes reparticiones:
a. Jefatura.
b. Primera Sección. Informaciones y Planes,
c. Segunda Sección. Operaciones e Instrucción
d. Tercera Sección. Comunicaciones y secretaría; y,
e. Inspección de Marina.

Este Decreto Supremo firmado el 29 de febrero de 1932, mereció meses después, el 29 de noviembre de aquel año la reglamentación pertinente conocida como “Reglamento Interno del Estado Mayor”, el mismo que comprendió tres capítulos y 52 artículos.