Capitán de Navío Juan Guillermo MORE Ruiz

Nació en Lima el 27 de febrero de 1836, en el hogar formado por John More y Dolores Ruiz. Se unió en matrimonio con Carmen Miranda Lama.

Inició su carrera naval en Inglaterra, como aspirante de marina en la Armada de ese país, regresando al Perú a servir en la fragata “Apurímac”. En 1855 ascendió a Alférez de Fragata y pasó a servir en los buques “Izcuchaca”, “Huaraz” y “Guise”. A bordo del primero concurrió al bloqueo de Guayaquil durante la campaña del Ecuador en 1859.

En 1866 concurrió al combate de Abtao como secretario del Comandante General de la División, Capitán de Navío Manuel Villar. Ese mismo año fue designado comandante de la corbeta “Unión”, en el contexto en el que la Armada, defendiendo su autonomía de toda injerencia externa, protestó contra la designación del comodoro norteamericano John Tucker, quien debía dirigir una expedición ofensiva a las Filipinas.

Formó también parte de la comisión que traería al Perú los monitores “Manco Cápac” y “Atahualpa”, desde los Estados Unidos, en 1869. Fue Capitán del puerto del Callao en 1872, y luego dirigió, como Capitán de Navío, la División Naval de Operaciones, comandando la cañonera “Pilcomayo”, que con la corbeta “Unión” y la fragata “Independencia” combatió el 28 de mayo de 1877, víspera del combate de Pacocha, contra el monitor “Huáscar”, sublevado por Nicolás de Piérola contra el entonces presidente Mariano I. Prado.

Continuó, durante la guerra con Chile, al mando de la fragata “Independencia”; en ella concurrió al combate de Iquique el 21 de mayo de 1879. La desgracia lo acompañó en Punta Gruesa ese mismo día cuando, yendo en persecución de la goleta chilena “Covadonga”, su buque colisionó contra unas rocas poco profundas, que hundieron a la fragata. Se le abrió posteriormente un proceso por esta pérdida, del cual salió absuelto. Luego de este desastre, se presentó como voluntario en Arica, asistiendo a bordo del monitor “Manco Cápac” a las escaramuzas con la escuadra chilena. El 7 de junio hizo su viaje a la inmortalidad, al perecer junto al coronel Francisco Bolognesi en la batalla de Arica, el 7 de junio de 1880.